Un apunte sobre la culpa (y unas notas sobre el comienzo)

*****

Work in progress. El libro empieza, finalmente, en 1995. Ejerzo así un derecho narrativo que traiciona en parte mi impresión de que una crónica fiel debe empezar por respetar el orden cronológico de los hechos, pero por una vez creo que hace justicia a lo que la crónica cuenta: el hilo narrativo de la primera parte (1991-1997) es la investigación de la Guardia Civil que desembocó en la revisión de la condena de Olesa (1997), y esa investigación empezó en 1995, tras la detención de García Carbonell, y no en 1991, durante la ola de violaciones del otoño y la contemporánea detención de Ahmed Tommouhi y Abderrazak Mounib, cuando más que reunir vestigios, se dieron palos de ciego.

Es también una manera de permitir al lector desconocido que comparta conmigo la lectura del caso, conociendo desde el principio el mismo vuelco que yo conocía: que las víctimas de 1995 seguían señalando a los dos marroquíes que estaban en la cárcel desde 1991 como sus violadores. A partir de ahí, será responsabilidad del lector reeditar la vigilancia que yo he puesto al escribirla, para que no se le escapen los detalles.

Una primera parte en la que no sé si lograré trasmitir la fascinación que sentía yo al leer las declaraciones, los informes forenses y diligencias policiales del sumario, pero con ello es con lo que intento que el lector me siga. Entiendo que no me entiendas: pero leer esos folios escritos a máquina, con faltas de ortografía, mal puntuados, y con algún eufemismo de risa, me producía una sensación de casi materialidad sobre lo que allí estaba leyendo. Lo cual no tiene sólo que ver, aunque también, con la sensación de tener acceso directo a ese material (y su forma: fotocopias, frases hechas encabezando los escritos, sellos, etc), sino con la impresión que la lectura de esa prosa burocrática, descriptiva, secuencial, y el imaginar los hechos a los que se aplicaba, deparaba. Un cierto vértigo, y la sensación de que no hay trapecio para recorrerlo. Esto es, sin un estilo cuya contemplación distraiga de lo real, que es dar con esos huesos en el suelo.

 

Anuncios

8 Respuestas a “Un apunte sobre la culpa (y unas notas sobre el comienzo)

  1. Te confirmo por aquí, agradeciendo tus revisiones de la realidad, y de paso, fichando en esta cita lunera.
    2.794.

  2. disculpe, me subí muchos puestos en su lista..
    me renombro multiplicándome por diez.

  3. Y ¿qué hacemos, finalmente, con lo de participar en la escritura (como voyeurs, naturalmente, pero participando)?

  4. Querido B.T.:

    No desespere: estoy dándole vueltas a los criterios y precauciones para abrir una lista de invitados. Le mantendré informado.

    Un saludo.

  5. Suponiendo que fuera inocente, el gaditano al que te refieres, Rafael Ricardi Robles “El Caballito”, podría encontrarse en un “callejón sin salida” judicial como le ocurre a Tommouhi (
    http://actualidad.terra.es/nacional/articulo/fiscalia_cadiz_advierte_nuevas_detenciones_2403256.htm ):
    _____

    FISCALÍA DE CÁDIZ ADVIERTE DE QUE LAS NUEVAS DETENCIONES DE LOS VIOLADORES NO DESCARTAN AL YA CONDENADO

    La Fiscalía de Cádiz advirtió hoy de que las nuevas detenciones de dos hombres por la posible autoría sobre diez casos de agresión sexual con violación incluida perpetrados sobre otras tantas mujeres en las ciudades gaditanas de Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María y Puerto Real entre 1995 y 2000, no descarta la implicación del ya condenado, que cuenta con una sentencia de condena firme.

    Según explicó a Europa Press la fiscal encargada del caso, la novedad radica en que hay una persona –uno de los nuevos detenidos– identificada a través de su ADN en determinados casos, entre los que se encuentra uno por el que R.R.R. ya fue condenado y cumple condena por ello en la prisión de Salamanca desde hace once años.

    En este sentido, recordó que R.R.R. cuenta con una condena firme, ya que fue recurrida ante el Tribunal Supremo y no fue admitida. Asimismo, señaló que la sentencia condenatoria ‘no se basa en las pruebas de ADN’.

    La fiscal explicó que se parte de la base de que son dos personas las que cometen los hechos contra las víctimas, según la sentencia. Por ello, aunque se ha identificado a otra persona por el ADN, ‘no hay una contradicción manifiesta’ en la sentencia. Así, el hecho de que haya un tercero lo que indica es que el identificado por el ADN ha cometido unos hechos acompañado de otra persona, pero ‘no descarta al ya condenado’. Además, indicó que contra R.R.R. no se han iniciado nuevos procedimientos (fue condenado por dos de las violaciones), por lo que ‘tampoco se está cuestionando que interviniera en otros procedimientos’.

    Así, insistió que en el caso ‘hay una sentencia firme, lo nuevo es que hay otra persona identificada y que el ADN que se detectó no pertenece a R.R.R.’. No obstante, recordó que la base de la sentencia condenatoria no son las pruebas de ADN, sino que la víctima lo reconoció ‘desde el inicio y no había ninguna otra prueba en descargo’.

    En cuanto a la fase en la que se encuentra el caso, la fiscal señaló que se está en una fase de estudio, esperando el resultado de unas diligencias que se están practicando cuyo resultados podrían llevar a la práctica de nuevas diligencias y al análisis de cualquier otro elemento que pudiera influir en la conveniencia de un recurso de revisión de condena hacia R.R.R. No obstante, señaló que para dicho recurso ‘harían falta más elementos de los que hay ahora’, por lo que ‘se están practicando otras diligencias’.

    El Cuerpo Nacional de Policía reveló el pasado sábado el descubrimiento de la posible autoría de dos hombres de 53 años; F.P.G. y J.D.G., sobre diez casos de agresión sexual con violación incluida perpetrados sobre otras tantas mujeres en las ciudades gaditanas de Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María y Puerto Real entre 1995 y 2000. Por estos hechos, R.R.R. cumple condena en la prisión de Salamanca.
    ______

  6. Más “caso Ricardi”.
    Del artículo:
    ‘Su abogado: “A mí siempre me dijo que era inocente” ‘
    http://www.diariodejerez.es/article/jerez/104568/su/abogado/mi/siempre/me/dijo/era/inocente.html (16/4/2008)
    ____

    […] “su labor de defensa, que le fue asignada en turno de oficio, terminó “una vez que anuncié el recurso en casación ante el Tribunal Supremo”. El letrado incluso desconocía qué ocurrió con el recurso, que el Supremo no admitió, ya que lo habitual en estos casos es que a los presos se les asignen otros abogados de oficio para recurrir.”
    ____

  7. Por curiosidad: ¿En este blog no se puede escribir un paréntesis de cierre seguido de un ocho?
    En mi comentario anterior lo han cambiado por un emoticón…
    Prueba: “(Estamos en el año 2008)”

  8. pero ustedes no entienden qque todo lo que estan diciendo son pelotudeses!! son todos unos pobres papos cibernautas del orto!! chau cagones me voy porque ustedes me ponen de mal humor!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s